FRENTE A UN "NIÑO-DELINCUENTE" por el Instructor Miguel Angel Hurtado Es una realidad mundial, que cada vez es menor el promedio de edad de los criminales. Esta es una tendencia que a mediados de los Ž90, los sociólogos ya predecían para el siglo XXI. Los factores pueden ser varios, pero esta nota está apuntada a saber cómo manejarse con esta realidad, sin entrar en discusiones políticas. La solución al problema tardará años y la realidad es que hoy mismo puedes estar enfrentando a un niño-delincuente. Estamos hablando de un criminal de 9, 10... 12 años y posiblemente bajo efectos de narcóticos. La dificultad es, ¿qué grado de responsabilidad puede tener una persona de 9 años para cualquier faceta de su vida? ¿Y si estamos hablando que además él "cree" que puede decidir a gusto si vives o mueres? Un niño con un arma en la mano, es tanto o más peligroso que un adulto. Mide mucho menos las consecuencias, es más difícil "negociar" con buenos argumentos, y lo peor... muchos saben que en la mayoría de los países del mundo un niño de 10 años quedará en libertad una y otra vez, por más crímenes que cometa. Hasta que los gobiernos no encuentren e implementen también una solución "a corto plazo" para tratar con los niños-delincuentes (que por supuesto acompañe a una política de largo-plazo), es altamente probable verte frente a frente con un niño delincuente. ¿Qué hacer? Odio ser reiterativo, pero lo mejor por lejos es PREVENIR esta situación ya que es muy peligrosa. Estar más consciente de los "niños" que hay alrededor mientras circulamos por la calle, estamos detenidos en semáforos, entramos a un comercio. Para ser víctima de ellos, es necesario que el niño logre acercarse lo suficiente para asaltarnos. Mi sugerencia es que escuchemos a nuestro cuerpo, nuestra intuición. ¿Qué te dice sobre ese niño que está caminando por la vereda de enfrente? Es altamente posible que el niño delate sus intenciones previamente a abordarte, mirando alrededor para asegurarse que nadie está mirando, metiendo alguna de sus manos en sus bolsillos para esconder un arma. Ante la menor duda, correr sin más. Escapar. Irse de allí hacia un lugar concurrido o hasta perderlo de vista. Muy posiblemente el niño-delincuente al ver que te has dado cuenta de sus intenciones, aborte su acción delictiva y vaya a elegir a otra víctima. Ahora, sí nos ha sorprendido y está al lado nuestro apuntándonos con un arma, debemos tratar de que la negociación sea lo más corta posible en tiempo. Cuánto más tiempo estés frente al delincuente mas probabilidad hay que "cometa alguna atrocidad". Averigua rápido que quiere, dáselo (siempre y cuándo sea algo "negociable") y propone el fin de la situación. Dile claramente: "terminemos esto rápido, tengo miedo, aquí tienes"... y comienza a caminar o irte del lugar. No te quedes frente a él o ella aguardando más instrucciones. Si es un "asalto" y no otra cosa, ya tuvo lo que quería y le estás facilitando la huida (que es siempre una preocupación de todo delincuente). Que sea el asalto más fácil de su vida. Debes estar atento a cuál es el estado psico-emocional del delincuente niño. Si lo ves muy nervioso y sospechas feaciemente que es altamente probable que dispare, escapa de allí, corre y grita. Existe el riesgo que te dispare al escapar, pero no es fácil dispararle a alguien en movimiento, y si te dispara, prefiero que lo haga en la vía pública donde mucha gente puede ver, y no en algún lugar más privado o donde nadie se entere. Además, la realidad es que cerca del 80% de las personas sobreviven a un disparo, y por otro lado, si el arma es de un calibre mediano, es difícil que el retroceso del arma (sobre todo si está agarrándola con una sola mano) no haga que su puntería termine siendo muy pobre, ya que hasta posiblemente la mano del niño sea muy incómodo para aferrar bien la empuñadura del arma. Lo ideal sería que aprendas seriamente qué hacer para protegerte físicamente frente a un delincuente armado. Al ser un niño de 9 años, tienes más posibilidades de ganar que de perder si haces las cosas medianamente bien. Aprende sobre armas de fuego, y entrena con realismo cómo protegerte físicamente ante un arma de fuego o arma blanca, siempre con la idea de "ganar tiempo" para escapar, y no quedarte peleando o desarmando al pequeño criminal. La realidad es que si lo atrapas y lo llevas a la comisaría, posiblemente salga en libertad antes que tú puedas irte de la comisaría luego de haber hecho la denuncia. No te pongas a intentar "convencer" al niño de lo mal que está procediendo, y de que así no va a tener futuro y bla bla bla. Lamentablemente, muy posiblemente eso no le importe. Muchos siquiera no esperan vivir más allá de los 20 años. Es una dura realidad. Tu objetivo es volver a tu casa "entero", no re-educar al niño. Si quieres luego hacer una obra de bien, dona dinero o tu tiempo a una Organización terapéutica para niños. PREVENIR. Esa es la clave. Te aseguro que un poco más de consciencia de tu entorno, de conocer sobre modos de operar, de escuchar a tu intuición y de no tener ningún reparo en escapar y correr, te salvará muchos dolores de cabeza (y posiblemente tu vida). Buena suerte. MIGUEL ANGEL HURTADO ASESOR DE SEGURIDAD Y DEFENSA fevsiseguridadisraeli@gmail.com Cel. 56243936 - 46057643

www.fevsiseguridad.com

fevsiseguridadisraeli@gmail.com

cel. 46057643 - 42164065 - 56253936
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=